Game Boy: Recuperar lineas muertas en pantalla

Las primeras Game Boy eran unas máquinas bastante duras, sin muchos problemas conocidos, aunque si con uno típico. Este problema es la desaparición de algunas de las líneas verticales de la pantalla lo que hace que esta no se vea bien.

Este problema se debe al desprendimiento del conector de la pantalla con la placa. Debido al tiempo que tienen estas máquinas este se va separando y nos provoca este problema.

Para arreglarlo no hay mucha complicación, aunque si hay que ser algo manitas. Simplemente deberemos volver a pegar este conector de plástico en su sitio con la ayuda de un soldador. A continuación, os explico cómo.

Desmontar la consola.

Lo primero que deberemos hacer es desmontar nuestra consola. Para ello deberemos quitar los tornillos que cierran la carcasa, necesitaremos un destornillador Triwing especial de 3 puntas que Nintendo utiliza en muchas ocasiones.

Una vez quitados los tornillos procedemos a abrir la consola y quitar la parte trasera de la carcasa. Una vez abierta tendremos dos placas unidas por un cable flex. Podemos desconectar este cable para poder acceder mejor a la placa que lleva la pantalla. Ahora debemos separar esta placa de la parte delantera de la carcasa, para ello quitaremos los tornillos marcados en amarillo en la imagen.

Poner una hoja de papel entre ambas placas para evitar cortocircuitos.
Manos a la obra.

Una vez hemos separado las placas de la carcasa y debido a que para realizar esta reparación tenemos que tener la consola encendida tenemos dos opciones.

1- Conectar un adaptador de corriente.
2- Utilizar pilas.

Si optamos por la opción 2 lo mejor es coger la parte trasera de la carcasa y situar la placa que quitamos en primer lugar.

Para las dos opciones conectaremos el cable flex que habíamos desconectado y pondremos una hoja de papel entre ambas placas para evitar cualquier cortocircuito entre ellas.

Una vez tengamos todo esto hecho (y conectada a la corriente o con las pilas puestas), encendemos la consola y le damos al contraste al máximo. Así veremos las líneas que están dañadas y poder empezar con la reparación.

El siguiente paso que deberemos dar es quitar el protector del cable que une la pantalla y la circuitería.

Al darle al contraste al máximo veremos las lineas dañadas

Protector que debemos retirar para acceder a la zona dañada.

Para el siguiente paso deberemos usar un soldador para calentar el cable y eliminar los problemas. Aconsejo un soldador no muy potente (como mucho de unos 25W) ya que si no podríamos quemar este cable al ser de plástico. Deberemos pasar el soldador por esta zona para conseguir que se vaya pegando. No dejar mucho el soldador en el mismo sitio ya que podríamos quemar el conector.

Zona por donde deberemos pasar el soldador.

Pasar el soldador si dejarlo mucho tiempo en el mismo sitio.

Conforme vayamos pasando el soldador veremos que las líneas van apareciendo en la pantalla. Así sabremos en que zona debemos darle más y cual está ya reparada. Ser muy cuidadosos y tener paciencia. Cuando veamos que todas las líneas funcionan ya correctamente dejamos de pasar el soldador.

Ahora debemos volver a montar la consola sin olvidarnos de volver a poner el protector del cable que hemos quitado anteriormente.

Ya tenemos nuestra flamante Game Boy lista para volver a jugar. No es una reparación muy complicada, pero hay que tener mucho cuidado al realizarla. Como siempre he intentado explicarlo lo mejor posible pero si no entendéis algo o tenéis dudas podéis poneros en contacto conmigo aquí.

Tu Puntuacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.